Notas de prensa

Una fascinante biodiversidad marina coexiste con residuos plásticos y toallitas en las playas de Barcelona

Diagonal Mar y la Fundación Mar presentan los resultados anuales obtenidos de la estación de control submarina instalada en la playa de la Mar Bella

La zona obtiene una puntuación de 5,7 sobre diez debido a la elevada cantidad de residuos de plástico y toallitas higiénicas vertidas en el fondo marino, a la par que registra un 20% más de especies marinas que las censadas en otras estaciones

Ambas entidades renuevan el convenio para promover la calidad del medio marino y una conservación activa del patrimonio natural

El proyecto SILMAR se alinea con el “Pla Litoral” que impulsa el Ayuntamiento de Barcelona y que tiene por objetivo integrar la ciudad en el medio marino de una forma más ecológica


Babosa de mar lila
Barcelona, 6 de marzo de 2019.La acumulación de residuos de plástico y la elevada cantidad de toallitas higiénicas es la principal problemática del fondo marino de la playa de la Mar Bella. Así se desprende de los resultados obtenidos de la estación submarina inaugurada en 2018, gracias al acuerdo entre el centro comercial Diagonal Mar –propiedad de un fondo público de DWS y gestionado por la consultora inmobiliaria CBRE– y la Fundación Mar, que han presentado los resultados de la primera estación de la zona de playas de Barcelona.

En febrero del pasado 2018, Diagonal Mar y la Fundación Mar firmaron un convenio para impulsar acciones con las que sensibilizar y promover la conservación del medio marino. La fundación lidera el proyecto SILMAR, una red de seguimiento de la calidad del medio marino que se extiende por toda la costa catalana y por puntos de Ibiza y Formentera. Es en el marco de este proyecto que se instaló dicha estación, frente al espigón de Bac de Roda, para evaluar los diferentes impactos y presiones que contribuyen a la reducción de la calidad del fondo marino de la zona.

La implantación de esta estación, que lleva un año en funcionamiento, se enmarca en la política de responsabilidad social corporativa de Diagonal Mar y en su compromiso con el entorno local. De allí que el mar sea protagonista de diversas de las acciones de RSC que llevamos a cabo y que, con proyectos como SILMAR y el convenio de colaboración con la Fundación Mar, impulsemos iniciativas dirigidas al estudio y la conservación del medio marino en el litoral catalán”, explica Óscar Bermúdez, director de marketing de Diagonal Mar.

Tras un año de estudio, la instalación revela que las playas de Barcelona tienen el reto de mitigar el impacto negativo que la contaminación, el fondeo de embarcaciones y la pesca deportiva ejercen en la calidad ambiental del fondo marino de la zona. Según los resultados, las toallitas higiénicas y los residuos de plástico acumulados en el fondo del mar constituyen uno de los elementos de mayor impacto en el medio marino.

La estación SILMAR de la playa de la Mar Bella está situada en una zona urbana y en un punto conflictivo en lo relativo a la salida de aguas pluviales y residuales. Así lo explica Miquel Ventura, director de la Fundación Mar. “En momentos de sobrecarga del caudal, los colectores no dan abasto y se vierten un elevado volumen de aguas grises con residuos que provocan un impacto directo sobre el medio marino. Hemos de promover la colaboración entre las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos para que entre todos realicemos una gestión más eficiente y ecológica de los residuos y, en este contexto, es muy importante contar con buenas infraestructuras de saneamiento, a la vez que realizamos compras más responsables e incorporamos prácticas más sostenibles en nuestro día a día.

Durante este primer año de seguimiento, se han detectado un total de 166 especies ma¬rinas distintas, lo que supone un 20% por encima de las censadas en otras estaciones de control, como por ejemplo la instalada en El Prat de Llobregat, donde se han detectado 135 especies en siete años de seguimiento de la Red SILMAR.

Diagonal Mar, doce meses más por el medio marino
Pasado un año del convenio firmado por Diagonal Mar y la Fundación Mar, ambas entidades han renovado el acuerdo a fin de seguir con el estudio científico del medio marino de la zona. Además, tienen previstas acciones para concienciar a la ciudadanía y promover la conservación del mar, el desarrollo sostenible y el consumo responsable.

Está previsto que este año arranque el Programa Educativo y de Sensibilización Medio Ambiental dirigido a distintos colectivos vinculados al centro comercial Diagonal Mar: familias, jóvenes, jubilados, estudiantes y asociaciones de vecinos, entre otros. El convenio prevé la utilización de nuevos sensores submarinos para el control de los efectos del cambio climático sobre el entorno marino, además de registrar imágenes en 4K para transmitirlas desde el centro comercial Diagonal Mar a todos los usuarios.

En línea con esta colaboración, el centro comercial desarrolla otras acciones de RSC vinculadas al mar, como es la limpieza de fondos marinos que, el pasado mes de octubre, recogió 565 kilos de residuos del fondo marino de la playa de la Mar Bella gracias a la participación de 200 voluntarios.

Más información sobre el proyecto en: http://fundacionmar.org/silmar-2